sábado, 2 de junio de 2007

Jim Ramos Ñañez

Nació en Huancayo el 1 de junio de 1980. Sus trabajos han sido publicados en revistas y periódicos de Huancayo. Ha publicado el poemario Extravíos (2006). Fundador y actual director del movimiento cultural "Mayucha".

De POETAS y poetas:


La poesía es vital y por ello urgente, de tal manera que el verdadero poeta no puede detenerse en manierismos intrascendentes.
Ser poeta es asumir una actitud frente a la vida, frente a esta sociedad tantas veces injusta, que ha convertido al hombre en una máquina de hacer y gastar dinero, que incluso lo ha desviado de su propio proceso evolutivo.
Si ser poeta, es ser un semidios, que ese semidios no sea de barro.

Delirio

Sentado, a todas horas mirando el reloj
Detenido en un segundo,
Con los ojos sonámbulos,
Despiertos, desorbitados,
Con los cinco sentidos danzando en mi locura.

Huesos chasqueando polvo entre canciones,
Calibrando el momento exacto: del dónde
Y hasta cuándo.

Tratando de salirme por los ojos,
Por ese par de cavidades nasales,
Por esta boca que blasfema
Mi destino de ser humano.

Frente a la piedra

Estoy de rodillas ante la piedra.
Responde piedra con poses de cristo:
¿Dónde esta el del soplo,
Dónde el de la mano nadía
Que le dio la vida al polvo
Y se olvido del polvo?

Otro dolor se ha hacinado en mi pecho,
Nuevos llantos, han desbordado en mis mares.
Soy lo que ves: barro germinado al sexto día.

Mordiéndome estoy tu polvo
¡Póstrate de rodillas!

Bagdad en el corazón

Sueño con Bagdad,
Me veo recorriendo sus calles,
Rodeando a sus muertos.

Me siento solo,
Estoy solo,
Solísimo en Bagdad.

Aquí,
Alguna vez fueron felices los hombres;
Ahora solo hay uno
Llorando sobre sus huesos,
Contando tumbas sin nombre
Y quizás, soñando con Bagdad.

I

Yo soy de esta noche
El más oscuro,
La sombra
Que asecha a las estrellas
Y a la luna.

Soy el alma en pena
Que vaga por los bares,
Dejando en cada vaso
Un sorbo de tristeza.

II

He muerto tanto esta noche
Que ya huelo a cementerio
Y afosa común.

Mi nombre
Es ahora del silencio.

Vivir, vivir tanto
Para tanta nada,
Para tanto olvido,
Para tanta muerte
Acumulada en la garganta.

III

No entiendo de largas avenidas
Por donde viene el amor jadeante
Ni de las rieles de un tranvía
Por donde se fue la libertada silbando.

No entiendo
un cielo infinito de palabras.

Para mí, el cielo es una mano
Y dios cabe en la mirada,
Como cabe un hombre
Y una mujer desnuda.

Amo, la brevedad de la mosca.

Nostalgia

Deje un juguete
En la orilla de mi infancia,
A él vuelvo siempre
Con instinto peregrino,
Con instinto de ave,
A veces… Con instinto de niño.

2 comentarios:

winnie dijo...

sin embargo la vida fue enema de pus viviente ,, la vida como dice un tango es solo cascara de bellotas que van a parar a la mar ,,, bueno jim no te manyo muy bien ok pero tu poetica es libre es con estilo propio ,,, sigue adelante ok

criss dijo...

hola jim umm me gusta muxo lo ke escribes y espero ke lo sigas haciendo y ke me des algunos consejos weno, no dejes de escribir y cuidate muxo bye